top of page

Del metaverso y otros misterios modernos

Como si fuera una novela de ciencia ficción o un proyecto ultrasecreto de película, mucho se habla del metaverso pero poco entendemos del concepto, lo que se viene, sus fracasos tempranos y lo que realmente significa. Una nebulosa donde todos participamos pero no sabemos como; donde nos exponemos más pero aún sin regulaciones concretas y donde imaginamos lo inimaginable. No vengo a relatar la historia desde la primera revolución industrial, ni explicar con palabras técnicas y elegantes que se supone que es, para eso ya existen muchos artículos. Vengo a contarte en palabras más simples la intención, el desafío y la realidad (a hoy) de lo que es este misterio no tan secreto que aún se está prototipando.


Antes, me gustaría hablar brevemente del porque IA (Inteligencia Artificial), RA (Realidad Aumentada), RV (Realidad Virtual), ML (Lenguaje de máquina), modelamiento 3D, Blockchain y otros, entran en las conversaciones. Es debido a que sin ellos no habría metaverso ya que de diferentes maneras sirven para ofrecer experiencias virtuales en donde la realidad se ve enriquecida con elementos virtuales, simulan mundos virtuales interactivos, tomar decisiones bajo análisis de datos e información y ejecutar transacciones monetarias de alta seguridad a través de internet. Y es que todo esto es el metaverso, ósea un mero concepto… ¿Cómo? Si, “no existe” pero sí que vende.



Definiendo el concepto


No nos engañemos, IA, RA, RV, ML lejos de parecer elementos de la tabla periódica, son en realidad tecnologías / experiencias que son más viejos que quien les escribe este artículo. Metaverso no es la excepción (bueno tal vez yo sea unos meses más vieja) y no es adrede que en mi introducción hablé de ciencia ficción puesto que el término se lo “inventó” sin caer en el romanticismo, Neal Stephenson. Bueno, el escritor quería un término cool para describir los entornos virtuales de su libro “Snow Crash” donde las personas interactúan a través de avatares, se tomó un café y se le ocurrió el metaverso. Años después y atravesando una tormenta mediática, Zuckerberg anuncia Meta y el mundo se vuelve loco.


Se dice que el metaverso es un entorno inmersivo, colaborativo, multiusuario que será la nueva generación del internet…. ¿qué?.... En pocas palabras, estamos acostumbrados a que las experiencias, ya sean videojuegos, clases virtuales o reuniones se ven a través de la pantalla y se acceden por internet, ahora imagina que ves y vives la experiencia con tus propios ojos y dentro de internet. No es que como la chica de “El aro” vamos a atravesar las pantallas, demasiado fea a los ojos; simplemente el objetivo es hacer uso de recursos ya existentes para lograr una experiencia menos virtual y más real, eso es la inmersividad de la que tanto hablan.


Hasta ahora los metaversos más conocidos (The Sandbox, Decentraland, Bloktopia) y sus predecesores (Roblox, Second Life) han sido un poco más juegos que otra cosa, interactivos, multiusuario y todo eso, pero juegos. Recuerdo que una vez mi sobrino en ese entonces de 9 años me dijo que “Roblox le gustaba porque podía crear juegos dentro del juego”, mi cabeza explotó yo solo veía cuadritos donde él veía el diseño arquitectónico base de mi apartamento o de su mundo de fantasía. No lograba entender en qué momento eso había pasado a ser mejor que la emoción que generaba matar zombies (por más redundante que suene) con mi mejor amiga en Resident Evil o el asombro de ver la textura de las telas y los poros de la piel en Assassins Creed. Bueno, resulta que uno de los puntos de interés es precisamente la libertad que se otorga al usuario de hacer lo que haría en la vida real pero en un mundo virtual, desde diseñar su propio juego, hasta comprar y vender parcelas de tierra o dar un concierto a miles de personas ubicadas en cualquier parte del mundo y recaudar millones de dólares por ello.



¿Metaverso, el juego inmersivo lleno?


No precisamente, existen muchas implementaciones bastante interesantes en campos como la educación, la industria, la navegación y otros. Pero, la industria del juego es gigante y representa el 40% de la población mundial, realmente es un mercado tentador, tiene sentido que todo comenzara por ahí. Para ponerle un apellido fancy hablamos de “Gamificación”, que es el proceso de llevar al “juego” actividades cotidianas como el trabajo en la oficina, obvio sin perder de vista el propósito real de esa actividad. Como ejemplo está Microsoft Mesh pero aún en desarrollo. Así que no por el hecho de no tener una cuenta en un metaverso popular no puedes crear tu propio metaverso. En términos muy simples, basta con que construyas tu propia experiencia inmersiva en 3D, la despliegues en un motor de juegos y voilá. Recuerda la importancia de la inmersividad, esa que logras con la realidad virtual, o mejor aún la realidad mixta y full creatividad. Aquí es donde se vuelve complejo el tema desde muchas perspectivas. Veamos:

  • Requiere inversión desde etapas tempranas: Si bien la etapa de exploración puede ser económica según como se defina, para que la experiencia pueda ser lo suficientemente acercada a lo que se espera de un metaverso se requieren gafas/dispositivos de realidad virtual y una buena infraestructura que soporte el renderizado y el consumo de máquina.

  • Requiere un conocimiento especializado: No basta un desarrollador promedio, este debe conocer de motores de juego como por ejemplo Unity. Adiciona un modelador 3D y claramente un dueño de proyecto que le de rumbo desde una perspectiva de negocio. Si quieres jugar con la IA, entonces nuevos roles deberán entrar al equipo.

  • Un mercado inmaduro: La etapa de innovar es ahora puesto que todo lo que hay se está prototipando y en pleno desarrollo. Sin embargo, creo que el mercado que “le sacará el jugo” al metaverso son las generaciones de los más pequeños, teniendo en cuenta que un porcentaje muy bajo de la población general cuenta con gafas de realidad virtual, incluso las que hay tienen líos de compatibilidad o pesan o incluso generan mareos en algunas personas. Aún hay prototipos que terminan siendo un completo fracaso como las Google Glass, además son costosos para el promedio de las familias y sin estos dispositivos la promesa de inmersividad no se cumple. A esto se le adiciona que el término “Metaverso” es eso, un término sobre el que incluso no hay un consenso, mucho menos hay regulación o estándares (aunque del tema ya han comenzado a hablar). Entonces, tela por cortar, sí y por varios años.

  • Web 3.0, 4.0, 5.0 and so on… Un cambio de concepto sustancial (porque el práctico es amplio) y boom una nueva versión de la web, pese a que la anterior ni siquiera se ha terminado de desarrollar. Se habla de inmensas posibilidades en la interacción del ser humano con las nuevas tecnologías y las máquinas pero el misterio es grande, aún estamos lejos de tener una visión clara y unificada.

  • Un mercado sumamente volátil: Un día Mark Zuckerberg anuncia el ingreso de Facebook (ahora Meta) al metaverso y las monedas virtuales explotan al alza por encima del 100%. Meses después se estabilizan, luego se ven afectadas por la inflación que comenzó este 2022 y caen. Evidentemente la economía fluctúa, pero el mercado de las monedas virtuales aún se sigue desarrollando y tiene grandes variaciones en el precio de las mismas. Y es de tener en cuenta que la base de la economía del metaverso ya comienza a desarrollarse sobre el blockchain y las monedas virtuales.

  • La inversión es a largo plazo: En este punto ya es claro que en el próximo año no veremos resultados consistentes o valor inmediato, sin embargo la apuesta sigue a pesar de los retos. Locos o no, a pesar de las pérdidas, muchos inversionistas le siguen apostando al gran proyecto.


¿Ser o estar?


La pregunta filosófica con la que me encontré muchas veces es ¿Cómo sé que es ser un metaverso?, ¿Cómo se que es estar en el metaverso?. Como en todo lo relacionado al metaverso, no hay una palabra final pero en Devco tenemos nuestros primeros pensamientos del tema. Básicamente ser un metaverso es proveer un mundo virtual inmersivo y multiusuario que ofrece la posibilidad al usuario de construir su propio mundo o su propia experiencia. Estar en el metaverso es ofrecer una experiencia inmersiva multiusuario, permitiendo interactuar en ella. Realmente no es necesario complicarse más, el tiempo y las propuestas que las empresas de tecnología vayamos aportando nos darán respuestas más concretas. De momento lo más importante es iniciar en la inmersión, estudiar e ir desarrollando las ideas.



Recomendaciones para iniciar la inmersión al metaverso


Poco a poco, en Devco comenzamos con lo básico, seguimos desarrollando y aquí te quiero compartir algunas recomendaciones para comenzar el proceso de inmersión:

  • Entender lo básico, conceptos, monetización, tecnologías, estadío de desarrollo de los metaversos.

  • Estudiar la competencia. ¿Qué están haciendo los demás dentro del metaverso? No todas las empresas están creando metaversos, la mayoría está ingresando o desarrollando nuevos negocios dentro del metaverso.

  • Entender cuál es el objetivo de negocio de cada metaverso. Si bien en el metaverso hay infinidad de cosas que se puede hacer, los metaversos más comunes, en el tiempo han ido desarrollando ciertas capacidades que los diferencian de los demás. Algunos parecen más una red social, otros un juego de roles, otros están siendo desarrollados exclusivamente para desarrollar negocios.

  • Desarrollar una propuesta de valor y un modelo de negocio alrededor del metaverso. Es posible que los servicios/productos que ofrece tu compañía, no se desplieguen de la misma manera en el mundo real como en el virtual. Una gran adaptación al cambio es requerida.

  • Conformar un equipo según la necesidad de la experiencia a desarrollar. Si quieres desplegar un modelo económico, posiblemente requieras un ingeniero con experiencia en blockchain, si buscas adicionar IA entonces uno o más con experiencia en el campo. Imprescindibles, modeladores 3D y desarrolladores con conocimiento en plataformas de gaming.


… Y ¡echarle ganas a la apuesta!. Porque en Devco seguiremos trabajando para aportar al cliente con nuestra experiencia técnica y al desarrollo de nuevos modelos de negocio que potencien la experiencia de los consumidores.



¡Gracias por leer! ...Deja tus comentarios...








Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page